Me enojé con una influencer y la razón -no- te sorprenderá

Está circulando el texto de una «influencer» que dice: «Aprendamos de la naturaleza. ¿Alguna vez viste a un pez deprimido o un sapo ansioso? Los seres humanos tenemos el don de razonar» entre otras cosas.

Leyendo esto, solo puedo pensar en que, gracias a gente ignorante o irresponsable como ella, pasé AÑOS de mi vida sufriendo por un trastorno obsesivo compulsivo no diagnosticado ni tratado. Once años tenía el día que me senté en el piso de mi pieza, espalda contra la cama, y empecé a REZAR (iba a una escuela católica y en ese momento era creyente) porque paren los pensamientos intrusivos. Lloraba preguntándome qué me querían decir: ¿Soy tonta? ¿Soy mala? ¿Estoy loca?⁣

Si me vestía, caminaba o escribía algo y se me cruzaba un pensamiento (lo llamaba “pensar feo”), tenía que hacerlo de nuevo. Llegaba tarde a todos lados, no podía estudiar y a mi alrededor me decían “es que es muy sensible”.⁣ 😒

24 años tenía cuando realmente me animé a tratarlo.
Terapia y una mínima ayuda diaria de una pastillita así de chiquitita 🤏 y soy otra persona. Me puedo vestir, caminar en pisos con baldosas, escribir, leer, viajar, TRABAJAR e irme a dormir acostándome una sola vez.⁣

Así que no, probablemente los mosquitos no peleen contra esto. Pero razonar contra un trastorno o enfermedad mental es como razonar contra el coronavirus o un tumor. Basta de pelotudeces que todavía no almorcé y ya me hicieron enojar. Besi 🌈

Leave a Reply

Your email address will not be published.